Según la Real Academia Española, el teletrabajo es un trabajo que se realiza fuera de una empresa utilizando las redes de telecomunicaciones. El teletrabajo cada día va evolucionando, lo que permite a un recurso humano realizar gestiones, proyectos y tareas que un empresario no puede llevar a cabo dbido al factor tiempo, a los recursos económicos y de infraestructura. Este concepto de trabajo se ha convertido en una de las tendencias de más rápido crecimiento en el mundo de los negocios debido a las facilidades y disminución de costos que representa para los empleadores.No es necesario que el empleador tenga una oficina o un espacio con equipos o mobiliarios, ya que cada persona que se contrata para  ofrecer apoyo virtual utiliza sus propios equipos desde el lugar donde realiza sus tareas o proyectos. Además, el empresario va a tener la ventaja de que puede contar con los servicios de personas especializadas. Al trabajar de manera remota o a distancia, lo importante es que se obtengan los resultados deseados. Existen diversas herramientas tecnológicas y recursos que facilitan el realizar un trabajo efectivo a distancia, por lo que se complementa con un buen equipo de trabajo, reglas claras y efectivas para lograr el éxito de cualquier proyecto.

Es importante que el empresario identifique la persona idónea que le pueda proveer el apoyo virtual que este necesita, ya que no todos están capacitados para trabajar de forma remota. La persona a quien se contrata para ofrecer el apoyo virtual debe tener los conocimientos, la preparación y la experiencia así como saber trabajar sin supervisión. Además, debe existir una estrecha comunicación entre la persona que ofrece sus servicios y la persona que contrata, de manera que se convierta el proceso en un eficaz trabajo en equipo. Ambos, el empleador junto al teletrabajador deben definir las expectativas, establecer los plazos de las tareas a realizar así como definir el alcance y la forma o el modo de medir los resultados. La confianza entre ambas es de vital importancia, por lo que ambos deben discutir detalles claros y específicos de las tareas a realizar y todo lo concerniente a la empresa.  A mayor productividad que provea el teletrabajador, mayor crecimiento va a tener la empresa que la contrata.